Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La guía definitiva sobre fertilizantes foliares

Maximice el crecimiento de las plantas con fertilización foliar: una guía sobre beneficios, técnicas de aplicación y mejores prácticas para una absorción óptima de nutrientes.

Las plantas absorben nutrientes más rápidamente a través de las hojas que del suelo. En algunas circunstancias (baja fertilidad del suelo), cuando las plantas no pueden absorber fácilmente los nutrientes a través del suelo, los agricultores recurren a esparcir fertilizante en la superficie de las hojas. Este proceso se llama fertilización foliar.

El objetivo principal de la fertilización foliar es equilibrar su perfil de nutrientes y permitir que las plantas absorban los nutrientes esenciales necesarios para su crecimiento general. El uso de este tipo de fertilización puede mejorar el rendimiento en algunos casos.

En este artículo vamos a hablar de todo lo relacionado con el fertilizante foliar, desde su proceso y beneficios hasta sus viables técnicas de aplicación. 

¿Cómo funcionan los fertilizantes foliares?

Los mecanismos de funcionamiento del fertilizante foliar se pueden comprender mejor una vez que se conoce la estructura de una hoja. 

Toda la hoja está rodeada por la capa de epidermis, que actúa como barrera entre las plantas y su entorno externo. Absorbe principalmente agua y nutrientes del exterior y protege contra la pérdida de agua. Las pequeñas aberturas en la epidermis que regulan el agua y los gases ayudan a que la alimentación foliar llegue al núcleo.

Una vez que se aplica el fertilizante sobre la superficie de las hojas, los estomas actúan como un pasaje semipermeable. A través de estas aberturas en la superficie de la hoja, los macronutrientes son absorbidos por el sistema vascular de la planta.

Y luego estos macronutrientes transportados aquí se utilizan para diversos fines relacionados con el crecimiento de las plantas, como la fotosíntesis, que ayuda al crecimiento de las plantas.

Beneficios de los fertilizantes foliares

Existen varios beneficios asociados con el uso correcto de la alimentación o aplicaciones foliares. Éstos son algunos de ellos:

Mayor resistencia a las plagas 

Con la dosificación rápida y precisa de nutrientes esenciales como NPK, boro y silicio, aumenta la producción de compuestos relacionados con la defensa, como las fitoalexinas. Prepara a las plantas para responder a la exposición a ciertos estímulos activando los mecanismos de defensa de la manera correcta.

Además, refuerza la pared celular que impide la alimentación de plagas. En algunos casos, incluso promueven el crecimiento de organismos beneficiosos que se alimentan de plagas. 

Mejor absorción de nutrientes

Mejor absorción de nutrientes

Como la absorción se produce a nivel de la superficie, el líquido puede penetrar fácilmente en la planta. Y gracias a los caminos fáciles, los problemas relacionados con el suelo se eliminan fácilmente y se favorece el crecimiento general de la flor. 

Por ejemplo, el Nitrógeno (N) boost inicia la regulación de auxinas que ayuda a las plantas a alargarse. Aplicado foliar K (fósforo) asegura que la presión de turgencia se mantenga adecuadamente en la planta, asegurando un crecimiento adecuado.

Reducción de la dependencia de la fertilización del suelo

Por aplicación foliar, la movilidad de los nutrientes aumenta en un factor mayor que el suelo. Por lo tanto, este tipo de fertilización sirve como una alternativa a fertilización del suelo, y la dependencia de los métodos tradicionales de fertilización se reduce considerablemente.

Esta podría ser una gran solución para entornos agrícolas donde condiciones como el anegamiento ocurren con bastante frecuencia.

Rendimientos potenciales mejorados

Los bioestimulantes de los fertilizantes proporcionan las señales hormonales necesarias a las plantas durante la temporada de crecimiento o fructificación. Esto podría conducir potencialmente a una mejora del rendimiento, especialmente en términos de calidad.

Además de lo anterior, los estimulantes del crecimiento también ayudan a mitigar el estrés de las plantas durante la sequía y el clima extremadamente caluroso. Al final del día, cuando las plantas son capaces de soportar el estrés ambiental, es más probable que crezcan frutos con mejor textura, sabor y firmeza. 

Tipos de fertilizantes foliares

Según la aplicación y composición de los fertilizantes foliares, se pueden clasificar en diferentes tipos. Echemos un vistazo a algunos de ellos uno por uno:

Fertilizantes foliares orgánicos 

Abonos foliares orgánicos Se elaboran a partir de emulsiones de algas o pescado. Este tipo de fertilizantes son ricos en aminoácidos y hormonas de crecimiento. Por lo tanto, se utilizan específicamente para favorecer el desarrollo de las raíces y aumentar la tolerancia al estrés. 

Fertilizantes con macronutrientes

Estos son los fertilizantes foliares más utilizados que contienen nitrógeno, fósforo y potasio en una composición controlada. Este tipo de fertilizantes se utilizan para promover el crecimiento vegetativo. Estas aplicaciones foliares se utilizan para tratar enfermedades relacionadas con las plantas, como la deficiencia de zinc y clorosis férrica.   

Fertilizantes con micronutrientes 

Contienen trazas de elementos como Fe (Hierro), Zn (Zinc), Cl (Cloro) y Mo (Molibdeno). Las plantas los requieren en menor forma que el N, P y K. La aplicación foliar de estos es más común en casos de cultivos con demandas precisas de nutrientes. 

Fertilizantes foliares quelados

Las aplicaciones foliares de fertilizantes quelados aseguran que tanto los macro como los micro nutrientes se unan con ligandos para formar compuestos estables en agua. Con su aplicación se puede asegurar una rápida corrección de nutrientes. 

Además de lo anterior, puede reducir la probabilidad de riesgo de fototoxicidad. Sus aplicaciones varían desde cultivos de campo, frutales, hortalizas y oleaginosas. 

¿Cuándo aplicar fertilizantes foliares?

Aunque la aplicación foliar tiene muchos beneficios, todavía no es la solución perfecta en todos los casos que ves. A continuación se muestran algunos casos específicos en los que el uso de dicha fertilización puede dar buenos resultados. 

Durante la deficiencia de nutrientes

Deficiencia de nutrientes

En estos tiempos en los que las plantas luchan por absorber los nutrientes esenciales del suelo, sería mejor realizar una aplicación foliar. 

Debido a la rápida absorción, los macronutrientes se transportarán eficazmente al lugar correcto, lo que permitirá una rápida recuperación de condiciones como el estrés y la sequía. 

Si encuentra que sus hojas se vuelven de color amarillo pálido o blanco, es señal de que necesitan Fe (Hierro); por lo tanto, una solicitud sería una buena opción a considerar. 

Antes de las etapas de fructificación  

Antes y durante la etapa de crecimiento es cuando una planta necesita la mayor cantidad de nutrientes. Con una cantidad adecuada de N, P y K en el sistema vascular, las plantas podrán realizar actividades como la fotosíntesis. También los preparará para las etapas de fructificación. Esto también puede conducir a una mejor fructificación y expansión de la planta.

En el caso de los tomates y las bayas, un aumento regulado de P o K en el perfil del suelo podría producir un rendimiento de calidad. Sin embargo, no se recomienda la aplicación foliar durante la época de fructificación, por lo que sólo debe realizarse antes de esa etapa. 

Temperatura fría 

En temperaturas frías, las actividades metabólicas de una planta disminuyen en un factor. En tal caso, sería útil la fertilización foliar. Tenga en cuenta que la temperatura más fría favorece enormemente la fertilización foliar. 

Por tanto, si vives en una región más fría, esta puede ser una buena opción a tener en cuenta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la aplicación depende del tipo de cultivo que esté cultivando. 

Requisitos de nutrientes especializados

Requisitos de nutrientes especializados

Algunos cultivos, como los cítricos y Tomates, tienen necesidades de nutrientes muy precisas. Mediante la alimentación foliar se puede garantizar una aplicación precisa de los fertilizantes. Por ejemplo, árboles de cítricos son susceptibles a condiciones como la clorosis férrica. 

Para solucionar este problema, la aplicación de fertilizante en el suelo puede tardar más tiempo, comprometiendo la calidad de la fruta. Pero las aplicaciones foliares regulares de hierro quelado pueden salvar el día. 

¿Qué tipos de plantas necesitan fertilización foliar?  

No todas las plantas se beneficiarían de la fertilización. Por tanto, es necesario conocer las plantas que podrían beneficiarse de la fertilización foliar. Entendamos esto con la ayuda de una tabla.

Plantas que se benefician 

Fertilización foliar

Plantas que normalmente no se benefician 

Fertilización foliar

Árboles frutales y arbustos (p. ej., cítricos, manzanos)

Cultivos de raíces profundas con sistemas de raíces extensos (p. ej., maíz, trigo)

Verduras (p. ej., tomates y pimientos)

Cultivos con hojas gruesas, cerosas o peludas que inhiben la absorción de nutrientes (p. ej., repollo, col rizada)

Plantas con flores (p. ej., rosas, orquídeas)

Plantas cultivadas en suelos bien fertilizados con niveles equilibrados de nutrientes.

Plantas de interior (p. ej., ficus, lirio de la paz)

Las plantas cultivadas hidropónicamente reciben nutrientes directamente a través de la solución de agua.

Plantas cultivadas en contenedores (p. ej., hierbas en macetas)

Las plantas acuáticas absorben principalmente nutrientes del agua circundante a través de sus raíces.

Es importante señalar que la aplicación foliar debe considerarse estrictamente para un determinado tipo de planta. 

¿Cómo aplicar fertilizante foliar?

Para la aplicación foliar, se utilizan con bastante frecuencia dos formas. Uno de ellos es mediante el uso de un aplicador de manguera y el otro es mediante la aplicación de un pulverizador. Como el líquido no se distribuye uniformemente usando el aplicador de extremo de manguera, el se debe utilizar pulverizador para asegurar que las hojas estén cubiertas adecuadamente.

Aquí tienes una guía paso a paso sobre cómo pulverizar un fertilizante foliar. 

  • Asegúrese de que el equipo de pulverización, como el pulverizador de mochila y el pulverizador manual, esté limpio.
  • Valorar si las hojas están limpias o no. Cualquier residuo o suciedad puede dificultar la correcta absorción del fertilizante a través de la epidermis.  
  • Calibre el pulverizador para garantizar que se rocíen las cantidades correctas de fertilizante.
  • Diluya su fertilizante foliar en el tanque de aspersión. El porcentaje de dilución debe ser de acuerdo con las instrucciones de dilución del fertilizante.
  • Luego, mezcle bien el fertilizante con el agua. 
  • Retire cualquier residuo, maleza o partículas sólidas de la mezcla que puedan causar problemas en la aplicación. 
  • Si tienes otras plantas cerca que no necesitan fertilización, cúbrelas con láminas de plástico. 
  • Rocíe el fertilizante, de abajo hacia arriba y cubriendo cada parte de las hojas. Realice un movimiento de barrido para asegurarse de que todos los lados de la hoja reciban la misma cantidad de alimento foliar. 
  • Continúe aplicando la solución hasta que el fertilizante comience a gotear de la superficie de las hojas. 

Monitoreo y Seguimiento

  • Pasados unos minutos, observa atentamente si es necesario fertilizar una parte de la planta o no. Rehacer la aplicación en esas hojas. 
  • Una vez finalizada la aplicación, limpiar el equipo con agua hasta que desaparezca el líquido. 
  • En caso de que quieras guardar el fertilizante para usarlo en el futuro, mantenlo en un recipiente sellado en un lugar seco, lejos de los rayos del sol.
  • Verifique adecuadamente el estado de la hoja, en caso de que se vuelva de color amarillo pálido o blanco, y cambie la concentración de fertilizante en consecuencia. 

¿Qué se debe considerar durante la fertilización foliar?

Repasemos algunos consejos adicionales a considerar durante la fertilización foliar. 

  • No aplique fertilizante foliar durante el clima cálido y los veranos extremos; puede causar quemaduras en las hojas. 
  • Mantenga un control adecuado del tiempo; Si pronostica algún signo de lluvia a la vista, retrase su aplicación foliar. 
  • Aplique siempre fertilizante en una cantidad equilibrada. La aplicación excesiva de fertilización foliar podría tener algunas consecuencias como quemaduras de hojas
  • Mientras aplica el fertilizante, asegúrese de que los niveles de presión sean los adecuados y solo produzca pequeñas gotas de líquido. 
  • Aplique los fertilizantes temprano en la mañana o al final de la tarde para obtener los mejores resultados. 

¿Cuándo no realizar la alimentación foliar?

Ahora que conocemos las técnicas de aplicación y los escenarios ideales para aplicar la fertilización foliar, es igualmente importante saber cuándo no se debe considerar. No opte por la alimentación foliar si se trata de:

Plantas Sensibles 

Los requerimientos de nutrientes suelen variar de una planta a otra. Es posible que las plantas sensibles no puedan hacer frente a un aumento de macro y micronutrientes. Si es necesaria la fertilización, realice una prueba de fertilización en alguna parte antes de cubrirla en su totalidad. 

Nuevas plántulas

Nuevas plántulas

En las etapas iniciales, las plantas tienen un sistema de raíces muy poco establecido. Puede que esto no sea bueno para el delicado sistema de raíces. Dar a las plantas un alimento nutritivo en tales situaciones no es lo ideal. Es aconsejable esperar hasta que crezcan las plántulas. 

Por ejemplo, si quieres fertilizar plántulas de tomate, busque señales como el grosor del tallo y el color de las hojas. 

Suelo rico en nutrientes

Si el suelo ya es rico en nutrientes, la aplicación foliar es innecesaria. En algunos casos, incluso puede provocar un desequilibrio de nutrientes, mientras que en otros puede tener consecuencias como acumulación de sal o retraso en el crecimiento. 

Comentarios de despedida 

Se puede concluir que, en algunos casos, la fertilización foliar puede ser una excelente opción de fertilización. Sin embargo, no sustituye a la fertilización del suelo. Esto podría conducir a un mejor crecimiento, altos rendimientos e incluso cultivos de mejor calidad. La única condición es que se aplique la cantidad adecuada de fertilizante en el momento adecuado. 

Mientras aplica el fertilizante en las hojas, siempre verifique que toda la hoja tenga la misma aplicación. Sumado a esto, siempre considere las mejores prácticas mencionadas anteriormente en el proceso de fertilización. 

Por último, pero no menos importante, haz siempre un análisis del suelo antes de elegir la fertilización foliar para mitigar el riesgo de exceso de nutrientes. Para mejorar el rendimiento u obtener consejos relacionados con los fertilizantes, siempre consultar a un experto quien podría guiarte en el proceso. 

Artículos duraderos para usted

Interior de una fábrica que produce fertilizantes de sulfato de magnesio con numerosas tuberías y equipos.

13 Fabricantes de fertilizantes de sulfato de magnesio

Descubra los principales fabricantes de fertilizantes de sulfato de magnesio, incluidos HANS Chem, ICL, etc. Encuentre los mejores proveedores para aumentar el rendimiento de los cultivos y la salud del suelo.

Un hombre con sombrero de vaquero examina un portapapeles que representa a los fabricantes de fertilizantes nitrogenados en la India.

Los 11 principales fabricantes de fertilizantes nitrogenados de la India

Descubra los principales fabricantes de fertilizantes nitrogenados de la India que impulsan la productividad agrícola. Conozca los productos clave y las contribuciones al sector agrícola.

Imagen de higos en una mesa, uno parcialmente comido. Relevante para cómo y cuándo fertilizar los higos.

Cómo y cuándo fertilizar los higos

Aprenda cómo y cuándo fertilizar los higos, comprenda el NPK, los micronutrientes y los horarios de alimentación. Utilice opciones orgánicas como abono y estiércol añejo para un crecimiento natural.

es_ESSpanish