Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La guía definitiva sobre fertilizantes para el suelo

Explore la guía definitiva sobre fertilizantes para el suelo para un crecimiento óptimo de las plantas, que cubre tipos, métodos de aplicación e impactos ambientales.

Un ecosistema de suelo saludable es importante. Apoya las prácticas agrícolas en todo el mundo. Pero lo que hace esto posible es el uso de fertilizantes: fertilizantes para el suelo. Entonces, ¿qué son estos fertilizantes para el suelo? ¿Se diferencian de otros? fertilizantes? Vamos a averiguar.

Siga leyendo mientras descubrimos los diferentes tipos de fertilizantes para el suelo, los mejores métodos para usarlos y mucho más. Ya sea usted un principiante, un jardinero experimentado o un agricultor, esta guía le ayudará a tomar decisiones informadas.

Importancia de un suelo sano para el crecimiento de las plantas

Suelo sano para el crecimiento de las plantas

Sabemos muy bien que un suelo sano ayuda a que crezcan plantas sanas. Entendámoslo así: el suelo fértil contiene una cantidad importante de microorganismos y sólo una pequeña cantidad de los nocivos. 

Aspecto biológico

Los restos de materiales vegetales y animales en el suelo, como hojas y ramitas frescas, proporcionan alimento a varios microorganismos del suelo. Esto asegura que haya suficiente actividad microbiana en el suelo, lo que lo hace saludable y sabio. 

Aspecto fisico

La condición física del suelo, que a menudo es resultado de la actividad biológica del suelo, es también uno de los determinantes de la salud del suelo. Una buena actividad biológica mejora la aireación del suelo, reduciendo las posibilidades de compactación.

Aspecto químico

Además, un suelo sano tiene una buena mezcla de nutrientes, ni menos ni más. Químicamente hablando, para que el suelo mantenga una buena salud, debe tener el pH, los nutrientes y el contenido de sal adecuados. Para ser precisos, debe contener magnesio, calcio y potasio para sustentar las raíces de la planta.

Cuando el suelo es capaz de mantener sus propiedades biológicas, físicas y químicas, se puede considerar saludable.

¿Qué es un fertilizante para el suelo?

¿Qué es un fertilizante para el suelo?

Un fertilizante para el suelo es cualquier sustancia, natural o sintética, que ayuda a mejorar la salud y vitalidad del suelo. Con esto, la fertilidad del suelo recibe un impulso, ya que se repone con elementos que pueden haber desaparecido con la última cosecha.

A veces, incluso las calamidades naturales como las inundaciones eliminan los elementos esenciales, dejando el suelo infértil e incapaz de sustentar el crecimiento saludable de las plantas.

En un fertilizante para suelo, hay tres ingredientes principales: nitrógeno (N), potasio (K) y fósforo (P). Estos se escriben como NPK y cada valor representa la cantidad de ese nutriente en la bolsa de fertilizante.

Por ejemplo, un fertilizante etiquetado como 25-5-4 tiene 25% de nitrógeno, 5% de fósforo y 4% de potasio, además de algunos otros ingredientes útiles.

Comprender los ratios NPK y su significado

Nitrógeno

Principal componente necesario para la fotosíntesis de una planta, dándole su peculiar color verde.

Potasio

Ayuda a mejorar la inmunidad de la planta y aumenta su resistencia a plagas y enfermedades.

Fósforo

Las plantas pueden deber el desarrollo de sus raíces, su floración y su fructificación a este componente del fertilizante.

Estos nutrientes, junto con otros micronutrientes y oligoelementos, son importantes para la salud de las plantas. En su ausencia, la planta muestra un crecimiento atrofiado, un rendimiento deficiente y, a veces, incluso la muerte. 

Tipos de fertilizantes para el suelo

Los fertilizantes para el suelo son principalmente de dos tipos:

  • Fertilizantes organicos
  • Fertilizantes inorgánicos

Fertilizantes organicos

Fertilizantes organicos

Estos provienen de materia natural vegetal o animal, ya sea fresca o seca. Si bien se consideran fáciles de usar y útiles para el medio ambiente, su liberación es lenta por naturaleza, pero en general es buena a largo plazo.

Fertilizantes organicos Por lo general, contienen solo un tipo de nutriente, lo que los hace perfectos para abordar un tipo de deficiencia de nutrientes en una planta. Cuando se usan correctamente, proporcionan a las plantas cantidades suficientes de micro, macro y oligoelementos. 

Los fertilizantes orgánicos se clasifican además en:

  • Fertilizantes de origen animal
  • Fertilizantes de origen vegetal
  • Fertilizantes a base de minerales

Tanto los fertilizantes vegetales como los animales liberan nutrientes al descomponerse en el suelo. El ejemplo más común de esto es el estiércol animal, y se utiliza desde hace mucho tiempo. Por un lado, aporta nutrientes al suelo y, por otro, aumenta la capacidad de retención de agua. 

El beneficio adicional de este tipo de fertilizante es que proporciona un hábitat natural para las lombrices de tierra. A medida que estos insectos se alimentan de la materia orgánica en descomposición, liberan sus desechos en el suelo, aumentando sus nutrientes. Además, a medida que se mueven, crean pequeños túneles en el suelo para que circule el aire y crezcan las raíces de las plantas. 

Fertilizantes inorgánicos

Fertilizantes inorgánicos

Lo contrario de los fertilizantes orgánicos son los inorgánicos. Son esencialmente un subproducto de minerales y rocas y, a menudo, son el resultado de reacciones físicas y químicas en ellos. Sin embargo, hay que señalar que el origen de sus materias primas es animal o vegetal. 

Fertilizantes inorgánicos están cargados de tres nutrientes esenciales para las plantas: nitrógeno, fósforo y potasio. Los elementos están disponibles en muchas combinaciones diferentes. 

Puedes elegir un fertilizante inorgánico con un valor NPK según las necesidades de la planta. Por ejemplo, si posee una planta ornamental con hojas grandes que se están poniendo amarillas, es posible que necesite un fertilizante con alto contenido de nitrógeno, como urea (nitrógeno 46%). 

Las plantas absorben los fertilizantes inorgánicos más rápido que los orgánicos. Además, se disuelven fácilmente en el suelo y la planta los encuentra fácilmente disponibles. 

Tipos de fertilizantes inorgánicos

Fertilizantes nitrogenados: Se utilizan como fuente de nitrógeno, especialmente durante la fase de crecimiento de una planta. Los ejemplos incluyen urea, nitratos de amonio, tetraaminas y cloruro o nitrato de sodio.

Fertilizantes de potasio: como sugiere el nombre, son una rica fuente de potasio para las plantas. Cloruro de potasio Es el fertilizante potásico más utilizado. Es 100% soluble en agua.

Fertilizantes de fósforo: Estos fertilizantes añaden fósforo inorgánico al suelo. Se convierte en fosfato inorgánico soluble en agua como iones ortofosfato antes de ser absorbido por la planta. Algunos microorganismos pueden convertir el fosfato de roca en formas biodisponibles.

Superfosfato: Es reconocido como el primer fertilizante químico y se hizo combinando ácido sulfúrico y harina de huesos en 1840. Posteriormente, la harina de huesos fue reemplazada por fosfato de roca. Es útil tanto para la fructificación como para la floración de las plantas. 

Azufre, calcio y fertilizantes de magnesio: Aparte de lo anterior, el calcio, el magnesio y el calcio también son nutrientes importantes. Estos también se conocen como nutrientes secundarios, ya que se necesitan en menores cantidades que los nutrientes primarios mencionados anteriormente. 

Mejores prácticas para el uso de fertilizantes para el suelo

Cuándo y cómo utilizar fertilizantes para el suelo para diferentes tipos de plantas.

Una observación interesante sobre las plantas es su dosis de nutrición. Estos seres vivos sedentarios no necesitan alimentarse todos los días y con tanta frecuencia como los humanos. Además, las necesidades varían de una planta a otra y de una especie a otra.

El primer ejemplo es el de las plantas perennes. Las plantas como el bálsamo de abeja, la hierba mariposa, la equinácea, etc., no necesitan ninguna cantidad de fertilizante, excepto la adición inicial de abono o estiércol. Al mismo tiempo, hay plantas como el flox, el altramuz y las azucenas que necesitan fertilizantes a principios de primavera y nuevamente en verano.

Lo siguiente son las anuales. Las flores anuales que crecen en cestas, macetas y bolsas necesitan una dosis constante de nutrientes para florecer más sanamente. Una aplicación de fertilizante de liberación rápida cada dos semanas funciona mejor para ellos. Sin embargo, las plantas anuales plantadas en el suelo pueden mantenerse en fertilizante orgánico de liberación lenta con fertilización obligatoria durante la temporada de crecimiento.

Los árboles y arbustos de hoja caduca necesitan fósforo y potasio para desarrollar raíces sanas. Necesitan más nutrientes en los primeros 3 años; después de eso, pueden sostener la rica mezcla de siembra en la que fueron sembrados con un fertilizante de suelo granular de liberación lenta. El fertilizante debe aplicarse a principios de la primavera y cuando se estimule el nuevo crecimiento. 

No fertilizar las plantas de interior durante la temporada de otoño o invierno. Así que aliméntalos cuando estén creciendo, es decir, entre marzo y septiembre. Agregue un fertilizante de suelo para todo uso todos los meses durante esta fase. 

Métodos de aplicación adecuados 

Para distribuir el fertilizante del suelo de manera uniforme, esto es lo que debe hacer:

Difusión o aderezo

Aderezo de radiodifusión

En este método, los fertilizantes se esparcen aleatoriamente sobre la superficie del suelo, ya sea manualmente o con máquinas. Estos aditivos para el suelo deben mezclarse con el suelo inmediatamente para garantizar que no se pierda en el escurrimiento del agua. Un método ideal para sembrar una gran cantidad de semillas, este funciona para plantas donde luego es fácil aclararlas.

bandas

Los fertilizantes se colocan encima o debajo de la semilla. El método también se destaca como una aplicación inicial ya que ayuda a iniciar el crecimiento de las plantas. Puede optar por utilizar el método de bandas laterales o de bandas laterales según los requisitos.

Aderezo lateral

Cuando se aplican fertilizantes a los lados de las plantas, lo llamamos abono lateral. Puede colocar el fertilizante para el suelo en línea recta cerca de las hileras de plantas a ambos lados. Pero antes conviene conocer los requerimientos nutricionales de las plantas. Mientras que algunas plantas, como el maíz, requieren una dosis frecuente de nitrógeno, otras, como las batatas, funcionan bien sin él. 

¿Cómo elegir el fertilizante adecuado?

Agregar el fertilizante adecuado es extremadamente importante para el crecimiento óptimo de su planta. Dicho esto, aquí hay algunos factores que debes considerar antes de seleccionar el fertilizante para el suelo.

Conoce tu planta

Antes de elegir un fertilizante, debes saber para qué tipo de planta lo vas a utilizar. No todas las plantas requieren fertilizantes. Algunas pueden crecer incluso sin fertilizantes, mientras que otras necesitan una dosis frecuente o fuerte de fertilizantes. Por ejemplo, los tomates requieren una mayor dosis de nitrógeno. Buscar signos antes de la fertilización.

Además, las plantas no tienen preferencia por los fertilizantes. No les importa de dónde proviene su nutrición: orgánica o inorgánica. Tienen la misma respuesta a ambos, es decir, la captación y la absorción. 

Analizar el suelo

Idealmente, el momento adecuado para analizar el suelo es justo antes de la fertilización de otoño o después de cosechar el cultivo. Ambos momentos se consideran perfectos para conocer las deficiencias de nutrientes del suelo. 

Los resultados de estas pruebas de suelo te ayudarán seleccione el fertilizante. También aprenderá sobre el pH del suelo, además de los niveles de nutrientes como nitrógeno, calcio, potasio, fósforo, azufre, magnesio y muchos más. Las pruebas anuales del suelo deben realizarse en la misma época todos los años.

Analizar el fertilizante

Mientras fertilizantes organicos tienen un valor estimado de nutrientes, los fertilizantes disponibles comercialmente están etiquetados con un valor establecido de nitrógeno, fósforo y potasio, es decir, el NPK valor. Además, algunos fertilizantes contienen nutrientes adicionales. Compruébalo primero. 

Si no puede encontrar un fertilizante con la proporción indicada por el análisis del suelo, opte por el que se acerque más. Tenga en cuenta que igualar el valor de nitrógeno es más vital que los otros dos nutrientes: potasio y fósforo. 

Impacto en el Medio Ambiente 

Es muy importante considerar el efecto ambiental del fertilizante para el suelo que planea utilizar. Por ejemplo, el uso excesivo de fertilizantes puede cambiar los niveles de acidez del suelo, afectando así su fertilidad. Esta escorrentía excesiva de fertilizantes también puede provocar la contaminación de los cuerpos de agua.

El uso excesivo y frecuente de fertilizantes químicos también puede generar gases de efecto invernadero, un factor clave en el cambio climático. Si bien es importante abordar el impacto ambiental, es aconsejable utilizar el tipo de fertilizantes para el suelo que causen el menor impacto.

Algunos consejos de seguridad para aplicar fertilizantes al suelo 

Aquí hay algunas medidas de seguridad que debe tomar al usar fertilizantes para el suelo:

Almacene los fertilizantes de forma segura

Ya sea que uses fertilizantes orgánicos o sintéticos, guárdalos en un lugar frío y seco. Además, estos deben guardarse en un lugar que sea inaccesible para los niños y las mascotas (si las hay) de la casa. Esto es importante ya que estos fertilizantes son extremadamente perjudiciales para la salud si se consumen.

Utiliza protección

Utiliza protección

Cuando su piel entra en contacto con altos niveles de nitrógeno, puede provocar una quemadura química. Por lo tanto, mantén tu cuerpo cubierto. Asegúrese de tener una mascarilla facial y guantes para las manos, y cúbrase el cuerpo usando mangas largas y pantalones largos. Además, proteja sus ojos usando gafas de seguridad y manteniéndose protegido.

Pensamientos de despedida

Los fertilizantes para el suelo son una manera fácil de proporcionar nutrición a sus plantas. Cuando se usan adecuadamente después de todos los análisis necesarios, resultan ser el alimento más potente para todos los tipos de plantas. Solo asegúrese de mantenerse a usted y a su familia seguros en el proceso, y la tierra lo recompensará con un crecimiento saludable de las plantas. 

Además, al comprar un fertilizante para el suelo, opte por un vendedor de fertilizantes certificado, para productos de alta calidad. 

Artículos duraderos para usted

Persona sosteniendo un recipiente con tierra y guantes Los 10 principales productores de fertilizantes orgánicos

Los 10 principales productores de fertilizantes orgánicos

Descubra los principales productores de fertilizantes orgánicos en 2024. Conozca la historia, los productos y las innovaciones para elegir la mejor solución sostenible para sus necesidades.

Dos trabajadores en una fábrica que procesa fertilizantes de aminoácidos amarillos

Los 15 principales fabricantes de fertilizantes con aminoácidos en EE. UU.

Explore los 15 principales fabricantes de fertilizantes de aminoácidos en los EE. UU., incluidos HANS Chem, Aminocore y otros, para mejorar el crecimiento, el rendimiento y la sostenibilidad de los cultivos.

Arándanos que crecen cerca de una ventana resaltada en la Guía para fertilizar plantas de arándanos

Una guía para fertilizar plantas de arándanos

Aprenda a fertilizar plantas de arándanos con esta guía completa. Descubre los mejores fertilizantes y consejos para un crecimiento sano y cosechas abundantes.

es_ESSpanish